Archivo de la categoría: Cultura

INAUGURACIÓN DEL “JARDÍN ESCULTÓRICO DE MI PAÍS” EN LA GALERÍA NACIONAL DE ARTE

TEGUCIGALPA>> Banco del País y la Fundación Pro Arte y Cultura, (FUNDARTE), inauguraron el “Jardín Escultórico de mi País” en el patio interior del edificio del Correo Nacional, en un acto que se enmarca en los eventos conmemorativos al 25 aniversario de fundación de BANPAÍS.

Esta iniciativa de la Galería Nacional de Arte, fue respaldada por Banco del País, ya que su administración considera valioso y meritorio que la muestra de los artistas hondureños sea admirada.

>>Walter Mejía (Gerente Regional de Negocios de BANPAÍS)>>

En ese sentido, se realizó en junio el “l Simposio Nacional de Escultura 25 Aniversario BANPAÍS”, que reunió a 25 artistas nacionales para esculpir igual número de obras en 20 días consecutivos de ese mes.

El gerente regional de Negocios de BANPAÍS, Walter Mejía, al declarar por inaugurado dicho espacio artístico expresó: “para mí es una gran satisfacción y un profundo honor inaugurar, acompañado por todos ustedes, este “Jardín Escultórico de mi País”, un espacio definitivamente dominado por el arte y la creatividad, que se convertirá a partir de hoy en un destino cultural y turístico de nuestra capital”.

Agregó que “para Banco del País es un orgullo, el ser gestores, el ser pilares, el ser canales de apoyo para el desarrollo de proyectos como éste, que refleja que en la familia de Grupo Financiero del País, tenemos una enorme cercanía con los artistas nacionales porque compartimos el interés de promover nuestra identidad, de potenciar nuestros talentos y proyectar al mundo nuestra cultura”.

Durante el programa la Gerente Regional de Seguros del País, Melba Rivera y la Jefa de Gestión y Desarrollo Humano, Lennis Durón entregaron una medalla conmemorativa a los 25 años de BANPAÍS a los escultores, que han dado lo mejor de sí mismos para que este jardín abra sus puertas con una nueva cara, con otros bríos y un aire renovado en su interior, donde los visitantes podrán admirar estas primeras piezas a las cuales seguramente se sumarán otras en el futuro.

BANPAÍS brindó un soporte estratégico a los artistas mediante la ejecución de este proyecto que comprende un testimonio que perdurará en el tiempo y en la memoria colectiva al dar vida a este lugar, dada su gestión y visión por afianzar y promover la cultura hondureña.

En el “Jardín Escultórico de mi País”, permanecerá una evidencia del talento de Honduras, digna de ser apreciada, las 25 obras que quedaron bajo la custodia de la Galería Nacional de Arte son parte de la riqueza artística nacional, por eso está abierta la invitación a todas las familias, a los jóvenes y niños a visitar y a recrearse en este nuevo espacio cultural.

>>>>>

Anuncios

EXPOSICIÓN ANUAL DE ESTUDIANTES 2017 “MAESTRO BENIGNO GÓMEZ” » ESCUELA NACIONAL DE BELLAS ARTES

TEGUCIGALPA>> Escuela Nacional de Bellas Artes (ENBA), realizó del 30 de octubre al 3 de noviembre, su exposición anual de estudiantes 2017 bautizada con el nombre de, “Maestro Benigno Gómez”, uno de los grandes referentes del arte plástico hondureño fallecido en septiembre de este año.

El evento se llevó a cabo en el salón de exposiciones Arturo López Rodezno de la ENBA, en la cual los alumnos mostraron al publico en general, los magníficos trabajos realizados en el transcurso del presente año lectivo.

>>>>>

BANDA ESTADOUNIDENSE MAIMOUNA YOUSSEF AND FRIENDS REALIZA CONFERENCIA Y PRESENTACIÓN EN LA ESCUELA NACIONAL DE MÚSICA

TEGUCIGALPA>> La banda estadounidense Maimouna Youssef and Friends y el agregado cultural de la embajada de EEUU en Honduras, Cameron Thomas-Shah, ofrecieron el pasado 3 de noviembre, una  conferencia de prensa en la Escuela Nacional de Música en esta capital.

Los integrantes de la famosa agrupación musical, Maimouna Youssef (vocalista), Amber “A.D.” Harmon (vocalista), Eric Parker (teclado) John Pollard (tuba, guitarra eléctrica y armónica) y Jabari “X-Factor” Exum (percusión) juntos ofrecerán un repertorio variado de música jazz, soul, R&B y hip-hop, hablaron sobre sus orígenes, trayectoria y su gira de conciertos en Tegucigalpa y San Pedro Sula del 2 al 8 de noviembre, siendo Honduras el primer país al que visitan de Centroamérica.

Seguido de la conferencia, la banda realizó una exclusiva presentación e  intercambio musical y de técnicas musicales con los jóvenes músicos de la escuela y personal docente, los cuales tuvieron una magnifica oportunidad para improvisar e interactuar directamente con los destacados artistas estadounidenses.

La Oficina de Asuntos Educativos y Culturales del Departamento de Estado de los Estados Unidos se ha asociado con American Voices para colaborar con un público internacional en todo el mundo a través del programa American Music Abroad (AMA).

Es bajo el auspicio este programa, que llega a Honduras la reconocida banda estadounidense.

Las bandas de American Music Abroad (AMA) representan una amplia variedad de géneros y estilos musicales de Estados Unidos.

Solo en la temporada de giras 2016-2017, las bandas de AMA actuaron frente a públicos de 42 países diferentes.

>>>>>

AMERICAN BAND MAIMOUNA YOUSSEF AND FRIENDS MAKES CONFERENCE AND PRESENTATION AT THE NATIONAL SCHOOL OF MUSIC

TEGUCIGALPA>> The American band Maimouna Youssef and Friends and the cultural attaché of the US embassy in Honduras, Cameron Thomas-Shah, gave a press conference at the National School of Music in this capital on November 3.

The members of the famous musical group, Maimouna Youssef (vocalist), Amber “AD” Harmon (vocalist), Eric Parker (keyboard) John Pollard (tuba, electric guitar and harmonica) and Jabari “X-Factor” Exum (percussion) together they will offer a varied repertoire of jazz, soul, R & B and hip-hop, they talked about their origins, their trajectory and their concert tour in Tegucigalpa and San Pedro Sula from November 2nd to 8th, with Honduras being the first country they visit in Central America .

Following the conference, the band made an exclusive presentation and musical exchange and musical techniques with the young musicians of the school and teaching staff, who had a wonderful opportunity to improvise and interact directly with the prominent American artists.

The Office of Educational and Cultural Affairs of the US Department of State has partnered with American Voices to collaborate with an international audience around the world through the American Music Abroad (AMA) program.

It is under the auspice of this program that the well-known American band arrives in Honduras.

>>>>>

GOBIERNO DE MÉXICO OTORGA RECONOCIMIENTO OHTLI AL ESCRITOR HONDUREÑO JUAN RAMÓN MARTÍNEZ

TEGUCIGALPA>> La embajadora de México, Dolores Jiménez, entregó el reconocimiento “Ohtli Nacional” al escritor, divulgador cultural, y periodista de oficio hondureño, Juan Ramón Martínez, la más alta distinción que el gobierno mexicano entrega fuera de México a personas mexicanas y a los amigos de México.

La ceremonia de entrega se llevó a cabo el pasado 17 de octubre en el hotel Marriott, a la cual asistieron funcionarios del gobierno hondureño, miembros del cuerpo diplomático, representantes de organismos y agencias internacionales, empresarios, intelectuales, miembros de organizaciones sociales, culturales y amigos de México.

Durante su discurso, la embajadora Jiménez, manifestó que, “es un honor y un placer dirigirme a un público tan distinguido y selecto en esta ocasión significativa para México y para las relaciones de amistad que mantenemos con Honduras”.

“Los mexicanos somos una nación amante de la paz; Por eso reconocemos los esfuerzos de quienes dedican su vida y sus talentos a promover, entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno“.

“Juan Ramón con su voz y con su pluma contribuye a esto. Acostumbro leer y escuchar sus apreciaciones, contundentes y agudas, sobre el acontecer nacional e internacional. A veces difiero en perspectiva, pero reconozco siempre en sus planteamientos la buena fe, principio que rige las relaciones internacionales”, puntualizó Jiménez.

“Me complace pues, compartir con ustedes la decisión del Gobierno de México de conferir este año el Reconocimiento Ohtli al ciudadano hondureño Juan Ramón Martínez”.

“La palabra Ohtli, de lengua náhuatl, significa camino. Como ya se dijo, el premio consiste en una Medalla, una Roseta de Plata y un Diploma. En la medalla aparece la frase “Cualli Ohtli” el buen camino, el que todos debemos andar”.

“Conferir el Ohtli al ciudadano hondureño Juan Ramón Martínez, significa que los mexicanos residentes en México y en Honduras, reconocemos y apreciamos su dedicación desinteresada y la forma en que su talento desentraña lo propio y lo universal de las culturas en el mundo y pone de relieve el papel preponderante de la cultura mexicana, favoreciendo con ello a la imagen de México y los mexicanos dondequiera que nos encontremos”, dijo finalmente la embajadora Jiménez.

Por su parte, Juan Ramón Martínez, expresó que,  “estoy obligado a reconocer este reconocimiento que me ha hecho el gobierno de México, y por su puesto apreciar el apoyo de los compañeros colaboradores de estos últimos años”.

“No me lo esperaba y me llena enormemente el corazón y el espíritu”.

Agregó, que, “la cultura es fundamental y si no se hace un cambio cultural, no es posible que hagamos un cambio político y social de Honduras. Tengo una enorme admiración por México, y es algo que no puedo ocultar”.

Al concluir la ceremonia, se invitó a los asistentes, disfrutar de un almuerzo para celebrar la vida y obra del galardonado.

>>>>>

EL HECHIZO DE UN VIOLÍN

Por: Carmen Stella Van den Heuvel Almonacid  » Licenciada en Periodismo y traductora de textos colombiana

» carmenstellav25@gmail.com


>> Abuela, cuéntame de nuevo el cuento, aquel del violinista, le suplicó Tatiana, de tan solo trece años de edad. La abuela se sumió en la neblina de los recuerdos y tardó algunos minutos en complacer a su nieta. Se sentó, como para evocar mejor las imágenes y comenzó el relato.

A sus 19 años, Carmen se despertó con la conciencia de que era una completa extraña en el entorno en que se movía a diario, las pláticas de sus compañeros de la universidad le parecían abismalmente vacías, insulsas, todos ellos usaban sus mejores máscaras en su afán de pretender ser ese otro yo, tan popular y apetecible, sepultando su propia esencia en un rincón de ellos mismos.

Ella era distinta, siempre insistía en nadar contracorriente, era una eterna cazadora, tratando de descubrir, lo que usualmente otros no veían. Definitivamente si algo odiaba era plantar sus huellas sobre las ya hechas por otros, a ella le apasionaba dejar sus propias huellas donde nadie más había puesto sus pies.

Ese mismo sentimiento se había hecho obsesión, al darse cuenta que su concepto de amistad y amor no eran las comunes, y por eso se lanzó a la búsqueda de encontrar a ese alguien especial y maravilloso que la salvaría de una vida monótona, sin brillo. No cabe duda que era un momento único en su existencia y tenía que aprovechar cualquier oportunidad de realizar su sueño.

A pesar que era una muchacha agraciada, nunca le preocupó gran cosa su apariencia. Solía llevar su pelo largo suelto, una camisa cualquiera, jeans y sandalias, entre menos disfrazara su imagen –pensaba ella- mejores oportunidades tendría de entrar en sintonía con esa persona que estuviese en la misma búsqueda. A diferencia del común de las jóvenes, anhelaba que alguien fuera capaz de descubrir su verdadera belleza y sensibilidad debajo de aquella figura simple y des complicada.

De su padre había heredado el gusto por la buena lectura, la apreciación musical y la sensibilidad necesaria para disfrutar de las pequeñas grandes cosas que suceden en los “días cualquiera”. De su madre, la intuición para aplicar la sabiduría popular en cualquier momento, y el empeño por lograr lo que se proponía.

Le encantaba la música clásica del periodo denominado “brillante” por que la encontraba llena de matices y pasión, pero también se conmovía con la música andina.

Se había hecho la idea que a causa de las diversas culturas y abuelos que le corrían por las venas, una parte de ella se enraizaba en la cultura de la cordillera andina, y con cada quena, cuatro, tambor o flauta, el espíritu de sus antepasados se metía debajo de su piel y la hacían vibrar. La misma experiencia sentía al escuchar a Johan Strauss, a Verdi o su adorado Tchaikovski.

Su tiempo libre lo repartía entre la lectura o escribiendo poemas, que la llenaban de satisfacción, o yendo a algún concierto. Una tarde caminando encontró el que sería su lugar favorito, el “Consejo Británico” un club que tenía por objetivo divulgar la cultura Bretona, y brindar un espacio de crecimiento para los jóvenes con inquietudes literarias o musicales. Una vez al mes se ofrecían conferencias, exhibición de películas europeas, o conciertos. Tenían una excelente biblioteca, y una hermosa sala de música, donde cualquiera que estuviese cansado, salía de allí como nuevo. Al hacerse socio, podría gozar los beneficios del préstamo de discos, revistas y libros.

Diariamente se dividía en dos; por la mañana era la estudiante intrascendente que soportaba charlas casuales y bobas, y en la tarde se juntaba con los demás fenómenos “aburridos” que preferían dejar que sus poros sintieran todos los estímulos encantados de aquel recinto mágico que los trasportaba a otro mundo, tan distinto de las cafeterías el cine o las discotecas.

A finales del primer semestre, por junio, durante una conferencia en torno a la vida y obra de Peter Ilich Tchaikovski, conoció a un hombre que la atrajo desde el primer instante.

Las miradas al comienzo furtivas, se hicieron más insistentes y en cada cruce de miradas iban implícitos miles de mensajes que cada uno descifraba llegando al punto, que al cabo de un rato, ella tenía la sensación de haberlo conocido desde siempre.

Al terminar la conferencia, él se acercó a Carmen y le preguntó sin mucho preámbulo por que había asistido a esa conferencia.

-Porque Tchaikovski es mi favorito, en especial el concierto para piano No. 1 y el concierto para violín opus 35, en ambas piezas, puedo ver al autor tratando de sacar todo ese caudal de emociones antes de que lo ahoguen, e ir prendiendo nota por nota en el pentagrama. Toda la orquesta tocada por su embrujo, obedeciendo su mano, cada instrumento vibrando, en un comienzo lánguido, tímido y melancólico, alimentando el fuego hasta estallar en una explosión pasional !en un orgásmico final! ¡Es hermoso!- De pronto se ruborizó por haber descubierto sus propios sentimientos ante un completo extraño, y bajó su mirada, dominada por la de él.

-No te avergüences por decir lo que piensas, me has sorprendido, nunca había escuchado a alguien relatar su propia percepción, y créeme me gustaría escuchar más, pero voy tarde a un compromiso, y te confieso que me siento algo celoso de pensar que no soy el único al que el autor le comunica sus intimidades.

-Acostumbras a venir al Consejo Británico? Preguntó con prisa.

-Si, vengo todas las tardes, respondió ella.

-Entonces seguro que te veré otro día-

Salió corriendo, y fue cuando ella se dio cuenta que ni siquiera sabía su nombre, pero que en el breve intercambio de palabras, definitivamente había penetrado adentro de ella. Era una sensación extraña, agradable y a la vez atemorizante, por que su determinación se veía vencida ante su presencia.

Desde aquel día, Carmen iba al Consejo Británico, con la esperanza de volver a verlo, y cuando estaba resignada a que se desvaneciera su ilusión, su corazón le dio un vuelco cuando sintió que una mano se posaba en su hombro, y al dar vuelta lo tenía de frente.

Hola, le dijo, -tal vez lo creas atrevido pero he pensado mucho en ti, cómo te llamas?

-Carmen de la Colina,

-Carmen… ¿Cómo en la ópera de Bizzet?

Ella sonrió -En efecto, precisamente de esa obra tomó el nombre mi padre para mi. ¿Y tú, cómo te llamas tú?

-Ah entiendo, respondió con un tono burlón, -es hora del currículo- haber te cuento, soy León Vladimir Protckovitch Zamora, miembro de la Orquesta Sinfónica Juvenil, mi padre es un inmigrante Ruso y mi madre Chilena, yo nací en Chile y hace diez años vivo en Colombia, soy violinista y formo parte de la Orquesta Sinfónica Juvenil, soy hombre más de sensibilidades que de palabras, por que ellas no me llenan mucho, y la información que deseo la encuentro observando las personas.

Ella estaba totalmente absorta gravando su imagen en su cerebro, recorriendo cada parte de esa persona que le hablaba con un suave deje de acento chileno; su melena negra alborotada, su tez blanca y sus magníficos ojos grises que se tragaban el mundo. Su rostro era tan exótico y enigmático, y su presencia tan fuerte… rondaba los treinta años, y desde los cinco estaba dedicado a la música, su más grande pasión. Él era uno de los que había nacido exclusivamente para la música…

Carmen se sentía como una pieza de metal halada por un imán, siguieron conversando sobre música y sus preferencias.

-Te gusta la ópera, le preguntó León.

-No es mi favorita, pero si, si me gusta, aunque no conozco muchas, solamente la Bohemia, Rigoletto, Traviatta, Aida, y Madame Butterfly, pero la que me fascina es el Barbero de Sevilla del maestro Rossini. Quizás por que cuando era niña, mi padre me sentaba en sus rodillas y mientras sonaba la ópera, me contaba lo que iba ocurriendo escena por escena, Yo solo cerraba los ojos y me imaginaba a Fígaro, un humilde barbero enamorado de Rossina, dispuesto a batirse en duelo con el pretendiente de ella, el Conde de Alma Viva, mientras su padre Bartolo, veía morir de tisis a su querida Rossina. Rara vez podía mantenerme despierta hasta el final, mi padre me cargaba hasta la cama y me regalaba un cálido beso en la frete.

Ese era un ritual entre mi padre y yo, era nuestro momento de compartir, sin preocupaciones y cuando la temporada de Opera trajo la obra, allí estábamos los dos en primera fila, nunca lo voy a olvidar…

-Me gusta tu forma de describir las cosas, me gustaría seguir viéndote, como siempre estoy corto de tiempo, por que ya se acerca la temporada de conciertos de la Sinfónica y apenas si me he escapado por que tenía muchas ganas de verte. ¿Has ido a los conciertos que ofrecemos los sábados en la mañana en el atrio de la Iglesia de Nuestra Señora de Lourdes? Que te parece si vas este sábado y luego te invito a tomar un café y seguimos conversando.

-Seguro León, me encanta la idea. Y tras un cariñoso apretón de manos, él desapareció de la misma manera como había llegado.

Carmen no pudo tener sosiego durante aquella semana, soñaba con ese sábado aunque se sentía estúpidamente enamorada y se autocensuraba, preguntándose porque sentía amor por una persona a la que no conocía en absoluto.

Por fin se encontró en la Plaza delante de la Iglesia de Nuestra Señora de Lourdes, las personas comenzaron a rodear la orquesta que ya estaba acomodada afinando sus instrumentos, y entre todos ellos, se destacaba León, con su inconfundible melena y sus hermosos ojos grises.

Carmen levantó la mano para saludarlo, él le contestó con un guiño y una sonrisa. Las notas musicales de la Caballería Rusticana comenzaron a tomar por asalto la emoción de los que estaban allí y vencieron las barreras del hecho que todos eran desconocidos, se conectaron por un cable invisible y palmeaban con entusiasmo los acordes de la pieza, a ella le siguió la polonesa, y la obertura de Guillermo Tell, y para terminar, León se adelantó tomando la posición del primer violinista y tocó magistralmente la pieza favorita de Carmen: el Concierto para Violín Opus 35.

En ese momento mágico todo dejó de tener una perspectiva real, y Carmen fue invadida por un torrente de pasión. Le hubiera gustado vivir para siempre esos instantes, pero nada dura para siempre.

Al terminar el concierto, él guardo con especial devoción su instrumento y se dispuso a acercarse a Carmen.

-Gracias León, nadie había tocado para mi a Tchaikovski, tu no sabes lo que lo disfruté, por un momento me olvidé del mundo y sus problemas.

-De nada chiquita, sé cuanto amas esa pieza, y a mi me encanta ejecutarla.

Él la tomó de la mano, sin que ella pudiera resistirse y caminaron varias cuadras, sin rumbo fijo, conversando de lo habían hecho durante la semana.

Entraron a una cafetería y se sentaron en una mesa cerca de un jardín. El la quedó viendo y le dijo:

-No me preguntes porqué, pero de alguna manera estamos sintonizados en el mismo plano, y no vamos a perder tiempo con más preámbulos, no quiero hacerte promesas, ni quiero que tu las hagas, ni siquiera quiero saber si tienes una pareja o no, eso no importa, sólo te pido que vivas lo que tengas que vivir conmigo como una totalidad, para que quede para siempre en nuestras propias conciencias, por que tengo la certeza que recordaremos cada instante que vivamos, así es que vamos a saborear gota a gota, nuestra mutua compañía, para que la ebriedad nos dure toda la vida. Al final habrá un “hasta siempre”, nunca un adiós…

-Estoy de acuerdo, es la primera vez que conozco a alguien que llena todos mis sentidos, y me aturde tanto, pero bendito sea este aturdimiento que me hace vivir esta magia.

Desde aquel día se vieron a diario por más de un año, en el que nunca hubo discusión alguna, los dos habían abandonado esa falsa convicción de que el otro le pertenecía, y disfrutaban su libertad, encadenándose voluntariamente al otro, sin imposición alguna.

Su amor transcendió barreras, solían reunirse en la temprana noche en el apartamento de ella, donde cargaban el tocadiscos con una selección de discos, que siempre terminaba con el de Tchaikovski. Ella descansaba su cabeza sobre el pecho de León, quien cerraba los ojos y echaba a volar sus dedos, dirigiendo una orquesta imaginaria, en tanto que ella escuchaba la melodía de su corazón.

Así pasaban horas enteras, dejando que sus pieles se fundieran en un éxtasis conducido por la música. No había necesidad de sexo, ni de besos apasionados, esta era una nueva forma de hacer el amor.

Desde el comienzo ella supo que cualquier día debía dejarlo ir, por que lo amaba y deseaba lo mejor para él, y por que se habían dado tanto, tanto, que estaban repletos el uno del otro.

Los abuelos de León, que aún vivían en Rusia, habían trabajado mucho tiempo tratando de conseguir una beca para el conservatorio de Moscú para especializarse en instrumentos de viento, además las posibilidades laborales en Europa eran superiores a las que existían en Colombia.

Se prometieron un último día junto, antes de separarse, con la condición de que no hubiese tristeza. Se reunieron desde las tres de la mañana, para ver el amanecer, y se separaron bien entrada la noche en un torbellino de cuerpos y mentes.

Él le dijo simplemente gracias, eres la joya más preciada de mi vida, y ella le dijo, nunca adiós… ¿Recuerdas? Es un hasta siempre, te amo!

Ella esperó a verlo alejarse, para no romper su promesa y estalló en llanto, su garganta estaba a punto de explotar, por que allí había represado todo el caudal de sentimientos, y paró hasta que se sintió vacía, y se quedó dormida, haciéndose la idea de que había sido un bello sueño, y nada más.

Desde aquella noche, no volvieron a verse, no hubo cartas, ni llamadas, ni nada… así lo habían convenido, cada quien debía seguir con su vida, aquello había sido un extraordinario paréntesis que los había enriquecido mutuamente, además cada uno ya era parte del otro, de manera que siempre estarían juntos. Aquella melodía favorita de Carmen sería como un cordón umbilical que los uniría por siempre.

Mirando a través de la ventana, esta Carmen, la misma Carmen de siempre, con su peculiar belleza, aquella que nadie ve, escuchando en su tocadiscos la composición que ella sabe es el sutil hilo que la une a León, aquel hombre que siempre ha estado tan vivo en ella, aún a sus 65 años de edad, de su matrimonio y sus tres hijos, y cuatro nietos sigue convencida que los cuentos de hadas si existen y que fue la afortunada protagonista de uno. Mientras acaricia el suave rostro de su nieta, la niña le Pregunta: Abuelita, cuéntame en que castillo vive el príncipe León… cuéntame más!

Fin

(Todos los derechos reservados)

>>>>>